Técnicas de estudio

14.09.23

Manos escribiendo en el teclado del ordenador

Si tenemos exámenes próximos, o simplemente necesitamos hacer un poco de tarea, entonces necesitaremos ponernos manos a la obra. Sin embargo, hay muchos estudiantes que simplemente no saben cómo estudiar de manera efectiva. Con suerte, hay técnicas de estudio que sirven de ayuda, de manera que la productividad aumenta drásticamente.

1. Tener siempre cerca todo lo que necesitamos: bolígrafo, libros, bloc de notas o calculadora.

2. Apagar el teléfono móvil: no hay ninguna razón para que esté encendido cuando estamos tratando de concentrarnos.

3. Uno de los mejores consejos de estudio para estudiantes es no trabajar constantemente, las largas sesiones de estudio no benefician en absoluto.

4. Asegurarse de planificar bien las sesiones de estudio: no enfocarse en problemas que cuesta comprender y dejar de lado otros elementos de estudio.

5. Elegir siempre un lugar tranquilo: domicilio o ir a la biblioteca.

6. Asegurarse de sentir comodidad en el lugar de estudio.

7. Tomar notas básicas y revisarlas constantemente para ver qué podemos recordar.

Además de estos consejos prácticos, existen técnicas de estudio que pueden ayudar a los estudiantes a ser más efectivos. Por ejemplo, el método de lectura activa, que involucra la lectura detallada de un texto y la toma de notas sobre las ideas principales; o la técnica de agrupamiento, que consiste en organizar la información en grupos lógicos para ayudar en la memorización.

Otras técnicas pueden incluir la enseñanza del material a alguien más, lo que ayuda a consolidar el conocimiento, o el uso de imágenes mentales para recordar información compleja. Incluso simplemente cambiar el enfoque de estudio de vez en cuando, como cambiar el tipo de tarea que se está haciendo, puede ayudar a mantener la concentración y la motivación.

En última instancia, cada estudiante encontrará técnicas de estudio que funcionen mejor para ellos y su estilo de aprendizaje individual. Lo importante es estar dispuesto a experimentar y encontrar una rutina de estudio que sea efectiva y sostenible a largo plazo.

Volver