Directorio de artículos

Comprar moto de segunda mano

Edición: 06/06/2017

comprar moto de segunda mano La comparación entre comprar una moto de segunda mano, con la compra de una moto nueva, es algo obvio que necesitamos un esfuerzo económico menor para adquirirla.

El mercado de segunda mano ofrece grandes ofertas para los compradores. Con una amplia gama de estilos y modelos disponibles, puede ser difícil elegir entre una amplia lista de opciones.

Si pensamos en comprar moto segunda mano en una tienda de motos, entonces hay ciertas cosas que debemos tener en cuenta, a partir del modelo y tipo de motocicleta, con el presupuesto.

También es necesario revisar a fondo la moto y dar un paseo de prueba antes de finalizar la compra. La búsqueda de una moto usada, será más fácil siguiendo algunos consejos básicos.

Comprar moto de segunda mano: lo más importante

• En primer lugar, determinar el tipo de moto que deseamos comprar. Esto hará que la búsqueda sea mucho más simple. Al mismo tiempo, entender sus capacidades de manejo en términos de caballos de potencia, velocidad, aceleración, y también el peso del vehículo de dos ruedas.

• Como los diferentes tipos de motos ofrecen distintas prestaciones, buscaremos la que más se ajuste a nuestras necesidades. Digamos por ejemplo, si quieres una moto para simplemente viajar a nuestro lugar de trabajo todos los días, una moto modelo “Scooter” sería correcto.

• Si buscamos pasar un divertido fin de semana de paseo, una moto de media cilindrada es la opción adecuada. Motos para largos viajes, son recomendables bien equipadas con maletas y pantallas altas. Hay que tener en cuenta las necesidades de cada persona y comprar una motocicleta en consecuencia.

Inspeccionar la moto

Después de pensar qué tipo de moto necesitamos, visitamos la sala de exposición del distribuidor. Es recomendable visitar la sala de exposición junto con un mecánico experimentado de confianza, para inspeccionar la moto. De esta manera, no sólo nos podemos ahorrar futuras reparaciones, sino también asegurarse de que obtenemos el mejor precio posible para el vehículo. Un mecánico de confianza, puede decirnos fácilmente si la moto está en buenas condiciones o no.

Un paseo de prueba con la moto

• Al ir a dar una vuelta de prueba, prestar especial atención de cómo funciona en las curvas. Asegurarse de que la moto se mueve sin problemas, y que no hace ruidos extraños.

• Comprobar el estado de los frenos, faros, intermitentes laterales, llantas y marcos. Si el motor tiene cualquier problema en la desaceleración, parada o acelerar, debemos desechar la opción de la citada moto e ir a la siguiente opción.

Con esta serie de consejos, encontraremos que comprar una moto de segunda mano, puede ser mucho más fácil de lo que parece, rápida y sin complicaciones, si nos ceñimos a estos consejos básicos.

<< Volver