Directorio de artículos

Cambio de batería - coche que jamás te abandona

Edición: 30/05/2017

cambio de bateria de coche Nos levantamos por la mañana, tomamos el desayuno y no dirigimos hacia nuestro coche. Ponemos la llave en el contacto y este no arranca.

La mayoría de los conductores hemos tenido alguna vez este tipo de percance, sin embargo tenemos unas cuantos consejos para poderlo solucionar.

Consejos para la batería averiada de nuestro coche

1. Si disponemos a través del seguro del coche asistencia en viaje, podemos ponernos en contacto con la compañía de seguros para que nos brinden asistencia. De lo contrario vamos a tener que encargarnos de la avería, ya puede ser cambiando de batería o haciendo arrancar el vehículo.

2. En el caso de que la batería se haya descargado por estar el coche varios días parado sin arrancar, con poner unas simples pinzas sería suficiente para que nuestro vehículo arranque. Si disponemos de pinzas, disponibles en cualquier tienda de accesorios y recambios, podemos parar algún coche amablemente (recuerdo en mi época de trabajo como taxista de personas que me pedían por favor si les podía ayudar a arrancar el coche), para sí tiene la gentileza de teniendo el motor en marcha, conectemos ambas baterías para que nuestro coche pueda arrancar.

Conectaremos los polos positivos con la pinza de color roja y los polos negativos con los cables de la pinza de color negro. Conviene dar un pequeño acelerón al coche que esté en marcha, para proporcionar una mayor energía para que el nuestro arranque. Una vez arrancado es altamente recomendable circular con nuestro vehículo unos cuantos kilómetros para que la batería se cargue, así de esta manera cuando necesitemos arrancarlo de nuevo, este arrancara sin problemas.

3. Otra posible salida de como arrancar un coche sin batería sin pinzas, es la de pedir ayuda a algún peatón o peatones que circulen por la calle, para que nos ayuden a empujar el coche. Con el contacto puesto, el freno de mano suelto y poniendo la segunda velocidad lanzamos el coche, cuando veamos que el vehículo ha tenido el suficiente impulso, soltamos suavemente el embrague y aceleramos, nuestro coche habrá arrancado.

4. Como continuación a la anterior alternativa, podemos encontrarnos en un sitio con cuesta en la que igualmente podemos arrancar nuestro coche, ya puede ser con la segunda velocidad, como con la misma marcha atrás. Ponemos el contacto con la correspondiente velocidad, soltamos el freno de mano y dejando caer el coche conseguiremos que nuestro coche arranque.

5. Arrancando el coche de alguna de las distintas formas expuestas, es aconsejable cómo se indica en la recomendación segunda de “circular con nuestro coche unos cuantos kilómetros para que se cargue la batería de nuestro vehículo”.

La mayoría de las veces arrancando el coche y circulando con el mismo no necesitaríamos cambiar la batería, caso contrario de que no volviese arrancar, sería necesario cambiarla o podría ser un problema eléctrico.

<< Volver