Comprar una bicicleta de segunda mano

Edición: 26/06/2017

comprar una bicicleta de segunda mano La compra de una bicicleta debe hacerse con sumo cuidado, ya que es sumamente importante para un ciclista el confort de la conducción. Una alternativa a la compra de una bicicleta nueva de marca, es comprar una bicicleta de segunda mano. Si decidimos comprar una bicicleta usada, hay algunos puntos a tener en cuenta antes de comprarla.

Comprar una bicicleta de segunda mano - tips

Presupuesto

En primer lugar hay que elegir un presupuesto. El paso más importante es tomar una decisión acerca de cuánto estamos dispuesto a invertir en una bicicleta usada.

Los precios más económicos son para bicicletas sin marcos modernos y sin muchos engranajes. Bicicletas de tipo medio con buenas prestaciones se pueden conseguir en el mercado por una cantidad alrededor de 200 euros.

Hay también bicicletas caras, con un coste superior, con muchísimos accesorios adicionales para satisfacer cualquier necesidad. Esta última opción a elegir, depende del punto de mira de cada persona, ya que invertir una importante cantidad de dinero en una bicicleta que es usada, cabe pensar detenidamente si invertir ese dinero en una bicicleta nueva, aunque tenga menos prestaciones.

Examinar el vehículo y probarlo

Examinar la bicicleta que se adapte mejor a nuestra necesidades. Hay que probar que el vehículo de dos ruedas que se ajuste perfectamente a nuestra comodidad, ya que es muy importante mientras se conduce.

Es aconsejable no comprar una bicicleta que no nos encaja correctamente, incluso si le resulta una ganga, ya que es una inversión nefasta en el sentido de que nos podemos sentir cansados y doloridos después de realizar distintas rutas.

Seleccionar un buen marco

Hay diferentes tipos de marcos que están disponibles hoy en día, como el acero, titanio, fibra de carbono o aluminio. Depende totalmente de nosotros la elección de un tipo de marco específico. Cada clase tiene ventajas e inconvenientes.

Calcular gastos posteriores

Calcular los gastos iniciales y los gastos posteriores que pueden surgir a largo plazo. Es una buena idea visionar el estado en que se encuentra las diferentes partes de la bicicleta y lo que puede costar y si alguna cosa tiene que ser reemplazada en el futuro.

Establecimientos de venta

Visistar distintos establecimientos de venta o contactar con distintas personas que ponen su bicicleta a la venta en distintos portales en internet. Nunca debemos conformarmos con la primera bicicleta que veamos. Es una buena idea tomarse tiempo para mirar y preguntar acerca de los diferentes tipos que están disponibles.

Negociación por ambas partes

Al comprar una bicicleta de segunda mano, es aconsejable no pagar el precio que piden. Siempre es una buena opción negociar con el vendedor y llegar a un acuerdo económico, que haga sentirse a la dos partes conformes.

<< Volver